¿Conoces los principales tipos de arras?

En el proceso de compraventa de un inmueble puede ser de mucha utilidad el establecimiento de arras. Esta especie de precontrato es lo que garantiza la realización del contrato posterior y definitivo (que consiste en una réplica de este ante el notario), además de garantizar el primer pago que realiza el comprador para reservar el inmueble. A continuación, te explicaremos detalladamente cuáles son los tipos de arras que existen en el mundo inmobiliario.

arras.jpg

Arras confirmatorias

Este tipo de arras son un motivo de celebración por ambas partes. Representan el cumplimiento adecuado o exitoso del proceso de compraventa o las cláusulas acordadas entre el comprador y el vendedor. Cuando este tipo de arras se redactan, son una garantía irrefutable de que la compraventa se llevará a cabo. En el caso de incumplimientos, el comprador podrá reclamar sus derechos exigiendo el cumplimiento o la resolución de las arras, así como el pago de daños y perjuicios en caso de que estos sean probados.

Arras penales

Este tipo de arras, a diferencia de las confirmatorias, representa la amenaza del incumplimiento de las clausuras en el proceso de compraventa. Esto puede inclinarse tanto al comprador como al vendedor. Generalmente, especifica indemnizaciones, pérdidas económicas y exigencias posibles por la parte afectada.

Arras penitenciales

Las arras penitenciales permiten tanto al comprador como al vendedor desvincularse lícitamente del proceso de compraventa mediante la pérdida del capital abonado del comprador, así como la entrega de la suma doblada por parte del vendedor. Representa la medida penitenciaria establecida al romper los lazos económicos después de haber firmado el compromiso de llevar a cabo el proceso de compraventa.

Después de tener conocimiento sobre la diversidad existente en el tipo de arras y su redacción legal adecuada, es importante no solo inclinarse por las arras aprobatorias o que únicamente expresen el coste final del inmueble. Es necesario que expresemos en el precontrato todas las opciones posibles para proteger al comprador y al vendedor en el proceso de compraventa, además de especificar claramente las cláusulas en caso de incumplimientos o desvinculación de la compraventa del inmueble.