¿Cómo saber cuál es la hipoteca ideal para ti?

Las hipotecas ofrecen numerosas ventajas al comprador y han demostrado ser una opción rentable a la hora de invertir en un inmueble. No obstante es necesario informarse bien para no ser víctimas de ofertas engañosas y escoger aquella que se ajuste mejor a nuestro presupuesto y posibilidades. Antes de tomar la decisión, considera estas recomendaciones:

¿Hipotecas con interés fijo, variable o mixto?

– El interés fijo es constante a lo largo de la vida del préstamo.  La ventaja es que cuando suben los intereses referenciales se mantiene el importe, pero no brinda beneficios cuando estos bajan.

– El variable fluctúa en función de los índices de referencia (como Euríbor)

– Con el mixto se establece una tasa fija al inicio y luego puede variar.

En este momento el Euríbor se mantienen en mínimos históricos y una apuesta podría ser escoger un interés variable apostando a que este interés referencial se mantendrá estable. Si tu perspectiva del futuro es pesimista y temes que los índices puedan subir más rápido de lo esperado, quizás te convenga elegir un interés fijo para tu hipoteca.

IMG_0214.JPG

Evalúa bien las condiciones del contrato

Estudia con cautela cada una de las condiciones antes de firmar, recuerda que después de hacerlo no habrá marcha atrás. En caso de tener dudas, ponemos a tu disposición nuestro equipo de expertos legales para asistirte en este proceso.

Negocia las condiciones con las que no estés de acuerdo. 

Aunque la última palabra la tenga la banca, intenta negociar algunos términos que sientas que te ponen en desventaja. Si no estás seguro de poder cubrir ciertas cuotas, bajo ningún motivo asumas importes cuyo pago no puedas cancelar en el tiempo. Si el banco quiere hacerte contratar productos adicionales con los que no estás de acuerdo o que no necesitas, lo mejor es considerar otra opción.

Prefiere los plazos cortos

Nadie tiene la certeza de lo que sucederá en los próximos cinco o diez años, así que puede ser muy comprometedor asumir plazos demasiado largos para cancelar tu hipoteca. Lo mejor es que el plazo de pago no sea muy extenso. En España el plazo máximo para cancelar una hipoteca es de 40 años, sin embargo aunque la cuota sea baja los intereses siempre cuentan.

Asegúrate de cumplir con todos los requisitos que solicita la entidad bancaria

Sé honesto contigo mismo: evalúa si tu edad, ingresos mensuales, tipo de contrato laboral, entre otros datos, concuerdan con el perfil de la hipoteca que deseas solicitar.

Ser realista te ahorrará tiempo y te evitará riesgos financieros.

si necesitas un estudio financiero personalizado, no dudes en preguntarme. Nuestros asesores financieros te conseguirán las mejores condiciones de mercado. Trabajamos con las principales entidades bancarias.