Cómo escoger el mobiliario para la cocina

Los muebles son la esencia de la cocina, pero ¿cómo escogerlos entre tanta variedad? Te damos algunos datos sobre los materiales con los cuales los puedes mandar a fabricar la cocina que se ajuste a tu estilo, necesidades y presupuesto.

¿De qué están hechos?

Base de aglomerado. Compuesta de restos de maderas compactados con resinas o pegamentos. Es muy barata. Asegúrate de que sea hidrófuga, es decir, resistente al agua, pues de lo contrario puede acabar por hincharse.

Tableros DM o de fibra de madera prensada de densidad media. Un poco más costosos pero también de más calidad. Encima de los tableros de DM va la laca, por lo que si se rallan puedes rellenarlos con masilla y reparar el golpe.

IMG_7334.JPG

¿Qué los recubre?

Madera enchapada o madera maciza. Natural, elegante y atemporal, todo un clásico. Si es de buena calidad tendrá una gran resistencia.

PVC o polilaminados. Son folios de vinilos lisos, imitaciones de madera. Resisten muy mal los cambios de temperatura, pues el calor puede despegarlos.

Melaminas. Es una opción económica y de buena resistencia. El único problema es que con este material los acabados son solo en mate.

Formica. Una opción cara pero también muy resistente al agua, al calor, los golpes o las ralladuras. Lo malo es que solo dan como resultado superficies lisas.

Termoestructurados. Es una opción ideal si quieres un mueble que parezca de madera maciza sin serlo. La textura final es rugosa.

Acero inoxidable. Estamos acostumbrados a ver este material en las cocinas profesionales, pero también puedes usarlo en la de tu casa.

¿Cuál color escoger?

Cocina clásica = colores neutros: tierra, grisáceos o crema. La consigna es que sea sencilla, fresca y atemporal.

Cocina moderna = colores brillantes: puedes probar colores ácidos como el verde lima y los amarillos o naranjas.

Cocinas románticas = colores pasteles: rosas, verdes y azules. Son cálidas y acogedoras, sin importar las dimensiones.