Razones para instalar un detector de humos en tu casa

La mayoría de nosotros asocia los detectores de humo con los hoteles o con las tiendas de los centros comerciales. Pero pocos lo hacen con los domicilios particulares. Lo cierto es que los detectores de humo constituyen uno de los sistemas más útiles y eficaces para evitar que un pequeño fuego se convierta en una tragedia irreparable. Hoy te mostramos algunos datos prácticos acerca de cómo funcionan y cuál es la manera de instalarlos.

fuego.jpg

¿Dónde debería instalar los detectores de humo?

En primer lugar, te recordamos que si has pensado en colocar detectores de humo en tu casa piensa que deberían estar alejados tanto de cocina como del garaje. ¿Por qué? Porque de ese modo evitaremos que se activen por error. En la cocina, el humo que pudiera producirse al hacer la comida provocaría su puesta en marcha, y en el garaje, ocurriría lo mismo, debido al humo que sale de los tubos de escape de los vehículos.

Así mismo, tampoco es conveniente colocarlos delante de las zonas de casa donde se acumula más polvo o en las húmedas o delante de los conductos de aire.

Entonces, ¿cuál es mejor sitio para instalarlos? Sin duda centrado en el techo de las habitaciones o en el pasillo. Y, si es posible, en los dormitorios o en las habitaciones que podrían ser vías de escape si se produjera un incendio en casa.

¿Cómo funciona un detector de humos?

Dependiendo del modelo es posible que su funcionamiento varíe, pero, de forma general, verás cómo un luz roja parpadea cada 30 o 40 segundos. Algunos detectores incluyen un botón “Hush” que insensibiliza temporalmente el aparato (10 minutos aproximadamente). Esta función es muy práctica para los sitios en los que se produce algo de humo en algún momento, aunque también se puede utilizar cuando salta la alarma y la situación está bajo control.

Recuerda activar el botón de test una vez a la semana para confirmar que funciona correctamente y no olvides cambiar las pilas al menos una vez al año.

Recuerda que el monóxido de carbono producido por el humo puede provocar que las personas se duerman profundamente, y un detector de humo puede despertarlas y salvarlas de un incendio doméstico.

Bien, pues parece que no nos faltan razones para hacer una pequeña inversión en seguridad para nuestros hogar.

¿Tienes detectores de humo en casa? ¿Crees que sería buena idea instalar algunos? Danos tu opinión.