4 errores a evitar al vender una vivienda

Aunque el mercado inmobiliario ha despuntado y cobra cada vez mayor movilidad, muchos vendedores continúan cometiendo errores básicos que les impiden concretar la venta. Si estás pensando en vender una vivienda, asegúrate de no cometer los más comunes que te presentamos a continuación.

4erroresalvender.jpg

Inflar el coste del inmueble

Muchos cometen el error de colocar un precio por encima del valor real de la vivienda, pensando que con eso lograrán ganar más, pero se equivocan. Un precio excesivo solo logrará alejar potenciales compradores. Se recomienda acudir a asesoría profesional para colocar un precio razonable de acuerdo al estado del inmueble, su ubicación y otros factores, esto jugará a favor, pues el comprador reconocerá un precio equivalente a lo que se ofrece, lo cual lo animará a realizar una oferta inicial para asegurar el inmueble.

Desechar a los primeros interesados

Otro error es pensar que los primero interesados forman parte de una larga fila de futuros compradores y no suele ser así. Una vez que la vivienda pasa un determinado tiempo sin venderse va perdiendo el impulso inicial, quedando relegada en los portales de búsqueda, por lo tanto hay que aprovechar a quienes se acerquen entre los primeros para concretar la venta. Es oportuno estar abiertos a negociar y dejar de lado actitudes inflexibles que pueden terminar por perjudicarnos.

Negarse a hacer reformas

Mientras en mejor estado se encuentre la vivienda, más atractiva será para los posibles compradores. Un inmueble que de entrada deje ver que necesita reformas, puede alejar a los interesados, pues los gastos que acarrearía hacerlas se sumarán a los pagos de hipoteca, lo que puede sobrepasar el presupuesto de muchos.

Atraer con información engañosa

Es importante tener en cuenta que lo que coloquemos en los anuncios debe coincidir con la realidad del inmueble. Si intentamos engañar, quitaremos crédito a la vivienda y a nosotros como vendedores, pues los visitantes terminarán por darse cuenta, lo que puede generar comentarios negativos que perjudiquen nuestra capacidad de negociación. Es siempre preferible ofrecer información veraz respecto al estado de la vivienda.