3 señales que te indican que es el momento de llamar a un agente inmobiliario

¿Pensando en vender tu casa por tu cuenta? Vender una casa puede parecer simple: haces unas fotos, compras un cartel de “Se Vende” y esperas a que te llamen compradores ¿verdad? Sin embargo, el proceso es mucho más complicado de lo que imaginas. Si estás considerando la venta de tu casa por tu cuenta, te mostramos algunas de las señales que te indican que necesitas la ayuda de un agente inmobiliario


1. No estás seguro de lo que vale tu casa
Calcular el valor de mercado de un inmueble es un arte y una ciencia. Si la valoras a un precio más alto tienes muchas posibilidades de no vender tu casa y hacer que ésta se queme en el mercado; y si lo pones demasiado bajo, corres el riesgo de perder dinero. Solo los agentes inmobiliarios cuentan con estudios de mercado comparativos sobre el precio de las viviendas de cada zona, así como la información del tiempo que estuvieron las viviendas a la venta, a lo que suman las características propias para cerrar a precio de mercado la venta de tu casa. 

2. Es una de las operaciones más importantes de tu vida, y esto te puede robar el sueño
Evita desvelos y preocupaciones contratando los servicios de una gente inmobiliario; te ayudará a vender al mejor precio posible en el menor tiempo posible. ¡Descansa más fácilmente con la ayuda de un agente inmobiliario!

3. No sabes cómo despersonalizar tu casa
Es tu casa y la has puesto a tu gusto. Por ello, es imposible despersonalizarla sin la ayuda de un agente inmobiliario. El sabe cómo hacerlo aplicando técnicas de home staging, poniéndola a punto para mostrarla de una manera despersonalizada, pero con estilo. Además, te dará consejos básicos sobre cómo mantenerla en orden para las visitas