Cómo analizar tu capacidad de pago del crédito hipotecario

Antes de solicitar un crédito, debes considerar cuál es la capacidad de endeudamiento con la que cuentas, es decir, el capital máximo por el que te puedes endeudar sin poner en peligro tu integridad financiera. Y no lo decimos solo porque sea un dato fundamental que la entidad bancaria toma en cuenta antes de darte un préstamo, sino también porque saber calcular este valor es un factor clave para determinar la posibilidad de cubrir las deudas y así cumplir con tus obligaciones financieras. Pero, ¿cómo calcular la capacidad de pago? Acá te explicamos en un breve paso a paso:

IMG_0255.JPG

 

Paso 1: determinar ingresos y gastos fijos mensuales. Una forma de conocer con exactitud nuestra capacidad de pago es saber cuáles son todos los ingresos con los que contamos y todos los gastos fijos que tenemos mensualmente; entre estos últimos se encuentran: vivienda, alimentación, salud, transporte y educación. Toma papel y lápiz y anota en una columna tus ingresos y en otra tus egresos.

Paso 2: determinar ingresos netos mensuales. Ten en cuenta que calcular al detalle los ingresos y los gastos mensuales también puede ayudarte a establecer estrategias que ayuden a disminuir gastos. Ahora bien, una vez totalizados los gastos, réstale esta cantidad a tus ingresos mensuales. El total es el “dinero que sobra” y del cual puedes disponer para hacerle frente a gastos extras.

Paso 3: determinar pago de deudas. Los expertos calculan que el límite de capacidad de endeudamiento es entre 35% y 40% de los ingresos netos mensuales. Por lo que este paso se basa en multiplicar el valor de la operación anterior por 0,40, el resultado representa la cantidad máxima de dinero que puedes usar para endeudarte. En términos matemáticos, la fórmula completa es:

Capacidad de Endeudamiento = (Ingresos Mensuales – Gastos Fijos) x 0,40